Sacrificio

Miré a mi alrededor y no había nadie allí. Espere una eternidad en aquel banco. Encendí un cigarro y recordé cuanto odiabas que fumara. Se hizo de noche y entre la niebla más espesa apareciste tú como un espejismo pero, sin duda, eras real, tan real como la pistola que sujetabas en tu mano. Empezaste a temblar cuando tus ojos se fijaron en los mios y miraste a través de mí. Todo paso muy rápido, apenas siete segundos.

¡Dispara! Me dolerá menos y sufrirás más.

¡Dispara! Sangraré más y te odiaré menos. Deseo sacrificar tu orgullo, mi miedo y nuestro silencio.

¡Dispara! Se valiente y enfréntate a lo que tanto temes. Quiero que me muestres tu interior.

¡Dispara! Solo quiero que tú seas la razón de mi muerte, ser el responsable de mi último aliento.

¡Dispara! Ya me he consumido y apenas queda nada de mí.

¡Dispara! No evitará que te siga amando.

¡Dispara! No tengo intención de rendirme. Quiero mostrarte todo lo que soy y lo que puedo ser.

¡Dispara! Porque si no lo haces, seré tuya para siempre. Tú serás mi dulce sacrificio.

Siete segundos fueron los que hicieron falta para que tu mano dejase caer la pistola. Con pasos eternos te acercaste a mí y me besaste con pasión, con anhelo y con… amor.

Balean-una-691411

Olvido

“Tienes la respuesta en lo más profundo de tu mente. Conscientemente, la has olvidado. Esa es la forma en la que la mente humana funciona. Siempre que algo es demasiado desagradable, demasiado vergonzoso  o difícil de entender, lo rechazamos. Lo borramos de nuestros recuerdos pero la respuesta está siempre ahí”.

El dolor que te aferra y el miedo que te ata liberan vida en mí.

En nuestra mutua vergüenza escondemos nuestros ojos para cegarlos de la verdad y así encontrar un camino hacia quienes somos.

Por favor, no te asustes cuando la oscuridad se desvanezca, el amanecer romperá el silencio gritando en nuestros corazones.

Mi amor por ti sigue creciendo. Esto lo hago por ti. Antes de tratar de luchar contra la verdad en mi tiempo final.

“Se supone que estamos aquí para intentarlo y ser reales. Me siento sola cuando no estamos juntos y eso es real”

Acostada a tu lado, escuchándote respirar. La vida que fluye dentro de ti arde en mi interior.

Sostenme y hablame del amor sin ningún sonido. Dime que sobrevivirás a esto y yo moriré por ti.

No me apartes de ti, di que estarás conmigo porque sé que no puedo soportar todo esto sola.

Aunque luches no se irá, aunque lo esperes no se alejará, aunque grites no se desvanecerá.

“Pero la respuesta siempre ha estado ahí, nada es nunca realmente olvidado”

(Evanescence – Understanding)