Destino

¿Cómo podía existir en forma de hombre aquello que llamamos “destino”? Yo ni siquiera creía en él. Todas aquellas personas que sí creen en el destino piensan que cualquier camino que tomen les va a conducir a un mismo fin que no han escogido y que va a determinar el resto de sus vidas. Yo opinaba que creer en el destino era para personas fracasadas, aquellas que piensan que solo pueden aspirar a ser algo en lo que no se quieren convertir. Esas personas creen que cualquier esfuerzo por cambiar su destino va a ser inútil. Ven sus vidas pasar, sin conseguir sus propósitos. No se arriesgan en el amor, no se esfuerzan por conseguir un trabajo mejor ni por ahorrar dinero para viajar donde alguna vez soñaron ir. Para ellos, el destino es una sentencia que no se puede derogar. Para mí, una invención ideológica inútil.

Y aquí estoy, con el Destino sentado a mi lado mirándome detenidamente.

 

open_book_on_green_grass-wallpaper-1280x1024

Anuncios

2 comentarios en “Destino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s